By

México D.F. 20 de Noviembre. Después de una expresión ejemplar, global, de compañerismo así los familiares; no solo de los 43 Normalistas desaparecidos el pasado 26 de septiembre en Iguala Guerrero, sino también de los más de 24,000 desaparecidos en los últimos 9 años; hartazgo de violencia y corrupción, de reclamo a la política en México que se ve cada vez más rebasada y poco útil en ente país. La violencia empaño el final de una jornada cívica en la Ciudad de México.

Grupos de encapuchados, organizados en pequeñas células, comenzó la violencia, frente a Palacio Nacional, lanzaron bombas molotov, piedras, palos, botellas y otros objetos que fueron encontrando. Vallas metálicas colocadas para resguardar el recinto, fueron desprendidas y utilizadas como proyectiles, contra personal de seguridad y después contra los contingentes de granaderos que empezaron a poblar la plancha del Zócalo.

La policía utilizo gas lacrimógeno, chorros de agua y extintores para empezar a dispersar a los manifestantes violentos. Una vez que los granaderos salieron del cerco de vallas y entraron por Pino Suarez, se suscitaron diversos enfrentamientos donde resultaron heridos de ambos bandos. Cobertura Angular 11-18MX: Nota/ Guillermo Magallon/Fotos: GM y ED.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios