By

México D, F. 13 de Enero. Con la presencia del Embajador de Italia en México, Alessandro Busacca y el director general del CENART Ricardo Calderón, así como el director de asuntos internacionales de CONACULTA, José Luis Martínez y la coordinadora nacional de desarrollo cultural infantil de CONACULTA Susana Ríos;  se  presento en el Centro Nacional de las Artes  con la  colaboración del Instituto Italiano de Cultura y la Embajada de Italia en México, la exposición  Leonardo, Rafael, Caravaggio: una muestra imposible. Las obras de arte en la era de la reproducción digital, integrada por 57 pinturas y frescos de estos tres grandes artistas, reproducidos rigurosamente en escala 1:1 y en alta resolución.

            Se trata de una magna exposición que se presentará en cuatro espacios expositivos del Cenart: Galería Central, Galería Juan Soriano, Galería Arte Binario y Galería Espacio Alternativo, a partir del 15 de enero de 2015 y durante tres meses. Leonardo, Rafael, Caravaggio: una muestra imposible. Las obras de arte en la era de la reproducción digital, representa la primera etapa mexicana de un amplio programa de iniciativas, impulsado por el gobierno italiano, durante los próximos 18 meses en todos los países de América Latina, bajo el nombre de Año de Italia en América Latina (AIAL). Es así que a partir de este 15 de enero, el Cenart ofrecerá al público la posibilidad de asistir a una especie de prodigio: una “muestra imposible” que nació a partir de la reflexión sobre la crisis que afecta a los museos de todo el mundo y a la consideración de que, en la época de la reproducción digital de la obra de arte, ésta pueda ser considerada una fiel representante del original. Renato Parascandolo, quien se encargó de la curaduría de la muestra, señala que la realización de las grandes exhibiciones es cada vez más difícil, debido a la reticencia de los directores de museos a otorgar el préstamo de las obras si no se garantizan las sumas exorbitantes por concepto de seguros, así como las medidas especiales de seguridad, inevitables cuando se trata de obras de valor incalculable.

            “De esta forma el proyecto de las ‘muestras imposibles’ nace de estas premisas, así como de la conveniencia que un uso riguroso y creativo ofrece la técnica de reproducción digital, la cual permite ubicar al espectador virtualmente frente a la obra de arte original”. Cobertura Angular 11-18 Nota/Fotos: ED.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios