By

México D, F. 12 de Agosto. Hoy por la mañana en el Museo Memoria y Tolerancia se presentó el proyecto “Habesha”, una iniciativa humanitaria internacional liderada por una asociación civil mexicana , para enviar un mensaje de solidaridad hacia el pueblo Sirio, haciendo posible que un grupo de 30 estudiante viaje a México para continuar con sus estudios, brindándoles todos los recursos necesarios.
Todas las guerras civiles, tal como lo marca la historia siempre atentan contra el legado y la dignidad de un pueblo. En Siria estimados conservadores apuntan un promedio de 220 000 muertos, pero en términos reales la cifra es mucho más alta;De acuerdo a Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU, el país ha perdido cuatro décadas de desarrollo humano. La esperanza de vida es de apenas 20 años y la mitad de la población ha sido exiliada por la guerra.
La guerra civil en siria es un conflicto bélico que enfrenta el gobierno encabezado por Bashar Al-Asad junto con las fuerzas armadas en contra de diversos grupos rebeldes de la oposición que buscan derrocar al gobierno; esto ha generado la llamada crisis humanitaria más grande del siglo.
Por ello la preocupación e inquietud de jóvenes Mexicanos de distintas universidades de hacer algo por aquellas personas que hoy huyen de un conflicto civil en su país, principalmente por lo jóvenes y niños que ante el panorama ven trucada todo tipo de educación y esperanza; dan como resultado el proyecto Habesha
Para ello como marco de esta iniciativa se llevó a cabo el foro “México ante la crisis humanitaria más grande del siglo”. Donde se contó con la presencia de expertos en derechos humanos y migración; entre ellos el reconocido mundialmente KilianKleinschmidt, quien tiene más de 25 años de experiencia en la ONU, además de ser activista y protector de los derechos humanos. También se contó con Luis Ortiz Monasterio, figura reconocida en temas de refugiados y dialogo intercultural. Además de Martin Sánchez testa, representante de la universidad panamericana.
Según los organizadores hoy el proyecto “Habesha” no representa la solución a todos los problemas, pero representa una esperanza para algunos a través de la acción social.
En este sentido cabe decir que solo nos queda hacernos preguntas como: ¿si en verdad nos importa ayudar a otros, por que no primero ayudamos a los nuestros?, ¿cuáles serán las repercusiones con la comunidad internacional, quienes obviamente han demostrado su desinterés por el pueblo sirio?
Estas y otras muchas preguntas nos podríamos plantear, pero en verdad lo único que importa es que haciendo lo humano y lo correcto, este proyecto es una iniciativa para cambiar el mundo o al menos el mundo de 30 seres humanos. Cobertura Angular 11-18MX: Nota: Erick G. /Fotos: ED/Miguel F.

 

Comentarios