By

RECORRIDO EXCLUSIVO DE RUBENS VAN DYCK Y LOS MÁXIMOS EXPONENTES DE LA PINTURA FLAMENCA EN EL MUSEO NACIONAL DE SAN CARLOS

México D,F. 28 de Octubre. Esta muestra reúne más de 50 obras entre óleos y grabados de los máximos exponentes de la Pintura Flamenca, entre ellos Rubens, Van Dyck, Martin de Vos y Jan de Beer, que provienen de la colección Gerstenmaier

El espacio de inmersión recrea un taller flamenco del siglo XVII. Con el propósito de mostrar a los máximos exponentes de la Pintura Flamenca, el Museo Nacional de San Carlos presenta, a partir de este viernes 30 de octubre en la exposición De Rubens Van Dyck,.

La muestra, presenta una  oportunidad única de realizar un recorrido histórico y estético de la pintura flamenca, en la cual se muestran  óleos y grabados realizados por artistas de la talla de Peter Paul Rubens, Anton van Dyck, Martin de Vos, Víctor Wolfvoet, Jan de Beer, Joost de Momper “el Joven” y de Jan Brueghel “el Viejo”, entre otros.

Entre los temas que encontramos en los trabajos realizados entre fines del siglo XV y hasta principios del XVIII, hallamos pinturas religiosas, retratos, bodegones, obras mitológicas y naturalezas muertas. Entre las obras de carácter religioso es evidente que la fuente de inspiración fue la fe cristiana, como es la Virgen de Cumberland de Rubens, el Tríptico de la Adoración de los Reyes Magos, del Círculo del Maestro de la Adoración Von Groote, La adoración de los pastores de Martin de Vos y Guirnalda de flores con la Virgen y el Niño, de Adries Danielsz.

En palabras del coleccionista afirma que “si uno va coleccionar algo, debe tener una línea concreta, en este caso mi inclinación a  la pintura se debe, a que he sabido lo que quiero, si yo me pusiera mañana a coleccionar pintura contemporánea perdería aquella línea que les digo” Además, al preguntarle si compraría obras mexicanas, de los grandes exponentes como Frida Kahlo, Siqueiros o Diego Rivera dijo que “Desafortunadamente estoy inmerso en la cultura aledaña por naturaleza, es decir, soy coleccionista meramente europeo, la distancia no me ha permitido estar en contacto con las obras mexicanas, pero sè de su valor cultural que tiene en el contexto mundial de la época”.

Para concluir, se le preguntó al coleccionista si estaba dispuesto a donar sus obras, para que en un futuro pueda dedicarse de lleno a la pintura como actividad o en su caso, abrir alguna escuela para jóvenes promesas de este arte, a lo cual respondió que “Yo hago más con los ojos que con las manos” y que “Los maestros del siglo pasado eran perfeccionistas, cosa que ahora los pintores contemporáneos han olvidado”. Cobertura Angular 11-18MX: Nota/Fotos: Miguel Ortega

 

Comentarios