176 total de vistas

Colectivos feministas y familiares de mujeres desaparecidas se dieron cita en el monumento a la Revolución, para marchar hacia la fiscalía de la Ciudad de México, para exigir justicia y el esclarecimiento del caso Debanhi Escobar en Nuevo León, el cual ha causado una indignación nacional e internacional, principalmente por el actuar de las fiscalías encargadas de temas relacionados con violencia de género, feminicidio y desapariciones forzadas, situación  que genera un gran miedo a toda la población mexicana en cualquier rincón de este país, ya que la preocupación es la misma, al mismo tiempo se exige y se demanda la aparición con vida de miles de mujeres que han sido desaparecidas a lo largo de los últimos años.

Cabe resaltar que uno de los problemas principales es la nula eficacia de las autoridades, al grado de exigir por parte de la población una declaratoria de emergencia nacional por este tema, sin embargo hay que decir que las autoridades locales y federales han tratado de normalizar este problema, por tanto la sociedad ha estádo hablando desde hace algún  tiempo que las desapariciones y asesinatos hacia mujeres se cataloguen de crímenes hacia la   humanidad, en este mismo sentido la exigencia es hacia las fiscalías de los diferentes estados por su poco y en algunos casos nula acción.

En este mismo contexto no debemos olvidar las causas de esta movilización que fue el feminicidio de la joven Debanhi Escobar en el estado de  Nuevo León, las cuales han sido un caso bastante extraño, donde la fiscalía del Estado le fallo a los padres, familiares y amigos de la joven hoy asesinada, el actuar de las fiscalías es el olvido, la acumulación de casos, el desprecio, la revictimización,  y principalmente la represión subterránea que ha echado andar los diferentes gobiernos a lo largo de los años, donde se tiene registro de los innumerables casos de abuso policial y como estrategia reciente, para contener, reprimir y detener mujeres que luchan por sus derechos y más aún la estigmatización y la criminalización de la protesta social.

En este mismo rubro tenemos que recordar que este tipo de despliegues policiacos no existen para contener los feminicidios, los cuales varían entre 7 a 10 feminicidios por día en todo México.

Al grito de vivas se las llevaron, vivas las queremos

al grito de Debanhi no murió, a Debanhi la mataron

al grito de, ¿dónde están?

al grito de justicia

al grito de ni una más

Esta jornada termina con bastantes interrogantes, demandas, exigencias, esperanzas, tristezas, rabias, coraje, unidad solidaria y el recuerdo a todo el estado mexicano.

Estamos hartas que nos maten.

Información: Israel José Dávila González

Fotografías: Israel José Dávila González